Para 4 personas

1 Carcasa de pollo

2 Traseras de gallina

1 Puerro

3 Zanahoria

1 Cebolla grande

4 Perejil ramitas

Agua, sal, fideos para sopa

Pelamos y limpiamos todas las verduras. Hacemos lo mismo con la carne, desechando cualquier resto de víscera que puedan tener el pollo o la gallina. Echamos todo en una cazuela amplia y cubrimos con agua. Una vez que empiece a hervir, podemos bajar el fuego y hacer el caldo lentamente, aproximadamente durante 2 horas.

Sacamos de la olla las carnes y las verduras y colamos el caldo. En este momento podemos refrigerar el caldo hasta el día siguiente lo que nos ayudará a desgrasarlo mejor, o bien con ayuda de una cuchara sacar la grasa con cuidado, si queremos hacer la sopa inmediatamente.

Trituramos las verduras y añadimos al caldo de pollo un par de cucharadas. Gracias a la zanahoria la sopa de pollo tendrá un bonito tono. Calentamos el caldo y cuando comience a hervir echamos el fideo y la sal, bajamos el fuego y dejamos hasta el punto que nos guste de hecha la pasta. Servimos inmediatamente junto a la carne desmigada.