Aquellos que deseen centrarse en el alumno como el centro del proceso de instrucción favorecen el uso de la palabra aprendizaje. Otros insisten en que la institución de educación superior no puede obligar a alguien a aprender, y que la actividad que realiza la institución es educación, no aprendizaje.
Te invito a leer esta información acerca de las opiniones de los alumnos que ya han hecho estudios CEAC
https://diariodelsur.es/actualidad/que-opinan-los-alumnos-de-ceac-sobre-sus-cursos/