Estilos Predeterminados

Existen distintos modos de insertar los Estilos en una web. Al final sois vosotros los que tendréis que elegir qué modo utilizar en función de lo que os indique en lo sucesivo.

En definitiva, podremos:

1.- Usar los Estilos Predeterminados,

2.- Redefinir estos estilos predeterminados y acomodarlos a nuestro gusto, y por último,

3.- Crear nuevos Estilos.

Estilos CSS Predeterminados

Existen varios tipos de estilos ya definidos en cualquier navegador, es decir, todos los Navegadores los conocen y no hay necesidad de definirlos en nuestra página web. Listos para usar. Ejemplos de estos tipos de Estilos Predeterminados son:

  • <b> loquesea </b> : Indica que las palabras contenidas entre esas etiquetas deben mostrarse en Negrita. (Una etiqueta, para entendernos, es lo contenido entre < y >, en estos casos son etiquetas <b> y </b>.
  • <p> loquesea <p> : Indica que lo contenido entre esas etiquetas forman un párrafo con unas propiedades de formato (una forma) predeterminadas.
  • <i> loquesea <i> : Indica que el texto entre las etiquetas debe ir en cursiva.
  • <body> ..... </body>: Indica que comienza el cuerpo de la página. Ente las propiedades que lleva predeterminadas estan, un color de fondo blanco, ninguna imagen de fondo, etc. Por eso, si queremos otro color o una imagen de fondo hay que decirselo aparte.
  • <h1> esto es un titulo </h1>: Indica que lo incluido ente esas etiquetas forman un título con unas propiedades predeterminadas.
  • y un monton más, como <h2>, <h3>....<h6>, <pre>, <caption>, <y más y más>.

Hay muchos más, pero no quiero aburriros demasiado. Estos tipos (también llamados selectores)de Estilos no hace falta definirlos, pues ya lo conocen todos los navegadores. De modo que si por ejemplo queréis que una parte del texto de vuestra web aparezca con aspecto de título, no teneis más que escoger entre los distintos tipos de título predeterminados, como los selectores h1, h2, etc. Si en cambio deseáis que el texto tenga apariencia de código, usais los selectores <code> y </code> e introducís el texto deseado entre ellos. Yo suelo usar el selector code cuando escribo código HTML, de modo que al encerrar el código entre esas etiquetas se muestra de color azul y con un tipo de letra específica. De este modo me ahorro tener que definir el color, forma, etc cada vez que quiera mostrar algo con ese aspecto.

Ahora no nos vendría nada mal realizar algún ejemplo para ver lo que os cuento. Iros al Ejemplo I (en el menú de la izquierda de la Lección II, pero recuerda regresar acá después para seguir) y así veremos todo esto más claro.

Posiblemente esto no os supone nada nuevo, pues todos habéis puesto algún fragmento de texto en negrita o cursiva alguna vez sin necesidad de conocer todo esto, pero confiad en mi. Esto os ayudará a comprender mucho mejor las siguientes lecciones. Además, el saber no ocupa lugar (bueno, eso dicen... mi disco duro no piensa de la misma manera "er mu jodio", je je je... La enciclopédia Espasa Calpe es otra excepción que confirma la regla. ;)

Comparte este artículo en tu red Twitter Comparte este artículo en tu red Facebook Comparte este artículo en tu red Google Enviar '' a Meneame.net